REDES SOCIALES
MULTIMEDIA
LINKS RÁPIDOS
GOBIERNO EN LÍNEA



“La atención primaria en Salud mental en las víctimas del desastre de Armero”, Colombia, Doctor Julio Alfredo  
Lozano Guillen, QPD y Doctor Bruno Lima, Departamento de psiquiatría de las Universidades John Hopkins de  
Baltimore U.S.A y Javeriana de Bogotá, e “influencia de la situación pos-desastre en la dinámica de la familia y el  
desarrollo integral del menor de cinco años de la población de Lérida, tres años después de la tragedia de Armero”.

En febrero de 1988, se pone en funcionamiento el centro de salud mental comunitario en el Municipio de Lérida,  
donde se prestaba servicios de asistencia psiquiátrica y psicológica y además el equipo interdisciplinario implementaba  
rogramas de promoción y prevención en salud mental.

Ante la necesidad de una institución hospitalaria para la internación de pacientes con patología psiquiátrica, RESURGIR  
entrega en calidad de donación al Servicio de Salud del Tolima, el lote denominado “el Mangón” para la construcción  
del nuevo hospital psiquiátrico del Tolima. Es así, como en 1990 mediante decreto número 0240 de 16 de marzo,  
emanado de la Gobernación del Tolima, se crea el Hospital Granja Taller Protegido del Tolima y se inician los trámites  
para su diseño, financiación y construcción, con la participación del entonces Ministerio de salud.

Los esfuerzos por recuperar el Hospital se ven consolidados con la apertura del Hospital Granja Taller Protegido del  
Tolima, el 10 de agosto de 1.992, en el Municipio de Lérida, nombre que fue cambiado mediante ordenanza 034 de  
diciembre 14 de 1992, emanada de la Asamblea Departamental del Tolima, por el nombre de “Hospital Especializado  
Granja Integral” de Lérida.

En 1994, mediante ordenanza número 087 del 28 de diciembre, el Hospital Especializado Granja Integral, y se  
transforma en Empresa Social del Estado.

El Hospital Especializado Granja Integral E.S.E inicia su funcionamiento en agosto de 1992, con una capacidad  
instalada de 20 camas, en un pabellón común para hombres y mujeres, un taller de terapia ocupacional, consultorios  
de psiquiatría, psicología y terapia ocupacional ubicados dentro del pabellón y amplias áreas para comedor, cocina,  
lavandería, mantenimiento, sala de máquinas, tanque subterráneo de reserva, planta eléctrica y unas pequeñas áreas  
adaptadas para la función administrativa de gerencia y talento humano y almacén.

En 1994 se construye un pabellón con capacidad para 10 camas, todas dotadas con aire acondicionado y excelentes  
condiciones de hotelería, con la visión de que funcionara como un servicio de pensionados, sin embargo este servicio  
no cumplió con la meta para la cual fue construido, manteniendo un bajo porcentaje ocupacional, lo que llevó a que  
se modificara su infraestructura para el funcionamiento de la unidad de atención integral para conductas adictivas -  
UAICA en 1998. Para la misma época se construyó también el salón de terapia ocupacional, frente al área de cocina.

En 1996, se construye un amplio pabellón, donde actualmente están ubicados los servicios de consulta externa,  
atención al usuario, coordinación asistencial y calidad, administración, gerencia, talento humano y sala de  
conferencias. La ubicación de servicios administrativos requirió hacer modificaciones a la infraestructura de este  
pabellón, con el fin de facilitar el acceso y los trámites administrativos a los usuarios y brindar condiciones laborales  
más adecuadas a los funcionarios.

La liberación de las habitaciones que funcionaban como consultorios dentro del pabellón hospitalario, permitió  
aumentar a 54 el número de camas del hospital, aumentando también las dificultades para el manejo de pacientes  
hombres y mujeres dentro de un mismo servicio.

En el año 2001 se empieza a recibir en el hospital pacientes declarados judicialmente inimputables, quienes tienen una  
permanencia prolongada de acuerdo a su evolución clínica y a la determinación del juez que corresponda a cada caso.

En el año 2004, el entonces Gobernador del Tolima Guillermo Alfonso Jaramillo, asigna recursos por valor de 180  
millones para adecuar el área posterior del pabellón de hospitalización, ampliándolo y separándolo para la atención de  
pacientes mujeres, con capacidad de 20 camas.

La no inclusión de la atención psiquiátrica en el POS y las dificultades generadas por el sistema de contratación por  
capitación, llevaron al cierre de la UAICA en el año 2006, lo cual permitió la reubicación y ampliación de cupos para los   
pacientes inimputables, programa financiado por el Ministerio de la Protección Social, hoy Ministerio de Salud y  
Protección Social.

Para el año 2009, la capacidad instalada de 58 camas era insuficiente para cubrir la demanda de atención psiquiátrica  
del departamento, lo cual llevo a plantear proyectos ante la Secretaria de Salud del Tolima y el Ministerio de la  
Protección Social, con el fin de conseguir recursos para la ampliación de la infraestructura para atención de pacientes  
en fase aguda y drogodependientes. La secretaria de salud aprobó inicialmente algunas modificaciones a la planta  
física, ampliando la capacidad instalada a 84 camas, posteriormente el Ministerio aporto recursos por valor de  
doscientos millones de pesos ($200.000.000) para cofinanciar la adecuación de la infraestructura de la granja con el  
fin de reabrir la UAICA, para responder a la creciente demanda de servicios de atención, tratamiento y rehabilitación  
de pacientes farmacodependientes. Con la apertura de este servicio se aumenta la capacidad instalada con 30 de  
camas más, para un total de 114 camas en el 2012.

Para el actual período gerencial se proyecta la construcción de la unidad de atención de pacientes agudos que cumpla  
con las condiciones de capacidad instalada, seguridad y dotación necesarias para garantizar un excelente servicio a los  
usuarios, además la adecuación y ampliación de talleres ocupacionales, consultorios, aéreas de mejoramiento de la  
granja, cerramiento, sendero que facilite el tránsito entre la granja y el área hospitalaria, dotación y ampliación de  
los proyectos productivos. El Hospital Especializado Granja Integral cuenta con una amplia trayectoria en el  
tratamiento de pacientes con enfermedad mental aguda y crónica, dispone de un recurso humano calificado y una  
infraestructura campestre que permite articular en el proceso de rehabilitación las actividades terapéuticas de granja  
y talleres, junto a una intervención interdisciplinaria individual y grupal.
HISTORIA
A partir de la desaparición del Hospital Isabel Ferro de Buendía del Municipio de Armero en 1985, la Seccional de salud mental de la Secretaria de Salud del Tolima, lideró una intervención psicosocial con el equipo especializado del esaparecido Hospital Isabel Ferro de Buendía y la asesoría de los Doctores Raquel Cohen y Bruno R. Lima, consultores de la OPS Y OMS.

Desde noviembre de 1985 el Equipo de Salud Mental y la Universidad Javeriana, a través del Departamento de Psiquiatría continuaron el desarrollo de programas preventivos y asistenciales, basados además en los resultados de las nvestigaciones realizadas.
Hospital Especializado Granja Integral E.S.E. de Lérida
Trabajamos por una atención segura, humanizada y con calidad”
Intranet HEGI